Cerritos de Indios

Cerritos de Indios: historia de los primeros “orientales”

Los Cerritos de Indios son elevaciones de tierra construidas por las poblaciones indígenas que habitaron la región desde hace 4500 años hasta la llegada de los colonizadores europeos. Miles de ellos se encuentran distribuidos en un amplio territorio que incluye los departamentos de Rocha, Treinta y Tres, Cerro Largo, Tacuarembó y Rivera y todo el Sur de Brasil. Solo en el Rocha se han localizado, hasta el momento, más de 2000 cerritos y se sabe que hay muchos más. Son las primeras construcciones permanentes de las poblaciones indígenas que han perdurado hasta nuestros días.

Están estrechamente vinculados a ecosistemas de gran biodiversidad como son los bañados, ríos y lagunas, aunque también es posible localizarlos en las sierras próximas.

A lo largo de los cuatro milenios de existencia los cerritos fueron utilizados como lugares para vivir, como cementerios, espacios de reunión y celebración, también como áreas para el cultivo y funcionaron como marcadores del territorio y de los caminos indígenas en el pasado.

Las excavaciones arqueológicas realizadas han permitido recuperar enterramientos humanos y de perros, instrumentos de piedra y hueso, vasijas de cerámica, adornos corporales, restos materiales los que construían sus viviendas, restos de alimentación y otros desechos de la vida cotidiana.

¿Dónde se encuentran los Cerritos de Indios?

Se han estudiado importantes conjuntos de cerritos en el Bañado de India Muerta, en el Bañado de San Miguel, en el Estero de Pelotas, en el Bañado de Santa Teresa, en las márgenes de los ríos Cebollatí, San Luis, San Miguel y también en la Sierra de la Blanqueada, en la Sierra de Potrero Grande, en la Sierra de los Ajos y en la Sierra de Miguel, entre otras.

Si quieres observar cerritos con facilidad puedes hacerlo en el Camino del Indio (actual ruta 14), a ambos lados de la ruta o en los caminos vecinales y en lo alto de las colinas de esta misma zona. También en la ruta 15 cerca de Lascano, en los caminos vecinales que discurren dentro del Bañado de India Muerta.

¿Cómo identificar los cerritos?

Una de las características más importantes de los cerritos es que son muy visibles. Se reconocen porque son pequeños montículos que destacan en su entorno inmediato, generalmente muy llano. Tienen base circular con diámetros que oscilan entre los 30 y 60 metros y alturas que rondan los 40 cm hasta los 5 metros de altura. En India Muerta los puedes identificar a distancia precisamente por la vegetación arbórea que tienen, que destaca dentro del bañado. Allí los cerritos aparecen como pequeños montecitos nativos. En algunos casos, aún siguen siendo utilizados por los pobladores actuales para situar sus casas y corrales encima.


Recomendaciones

  • Lleva cámara de fotos.
  • Puedes ayudarte de binoculares.
  • Lleva una libreta para apuntar tus observaciones.
  • Observa cuidadosamente la vegetación y fauna asociada a los cerritos.
  • Extiende la vista alrededor e intenta identificar otros cerritos cercanos (recuerda sus características según si estás en zona de cuchilla o bañado).
  • Respétalos y ayúdanos a conservarlos.


Cerritos de Indios
Cerritos de Indios

Más sobre Cerritos de Indios