El camino al Puerto de La Paloma y sus barrios

Llegando a la ciudad

Si bien cabe decir que en un principio, el camino al Puerto de La Paloma, tomaba, en sus primeros tramos un rumbo más al noreste (Paraje "La Zeta"), a mitad del siglo XX, ya se adopta el nuevo recorrido, que, a continuación de la actual calle Batlle y Ordoñez, constituye los primeros 28 km de la Ruta 15.

Los propietarios de Rocha, siempre propensos a la búsqueda de nuevos espacios urbanos, encuentran en esta zona de la ciudad, tierras propicias para ese fin.

Fraccionados los tres primeros barrios, en 1928, en base a tierras de Don Héctor Lorenzo y Losada, constituyen unos de los últimos en ser, efectivamente vendidos y poblados.

Aislados por entonces por la inexistencia de la Ruta 9, tenían en la Vía Férrea Rocha - San Carlos, una especie de frontera urbana.

Lindando al Sur, con las chacras de Carlos Devida, Juan Fedullo,Pedro Castellanos y Leonidas Fabra, entre otros, estos lotes, van pasando por las sucesivas faces del negocio y la especulación inmobiliaria, llegando después otros inversores, como el caso del comerciante Alejandro Brenner, de quien toma su nombre uno de estos barrios.

En la zona adyacente al Cementerio, trasladado desde el centro de la ciudad hasta allí, en el lejano 1850, en terrenos donados a tal fin por el vecino Pío Barrios, se ubica el Barrio “La Alegría”. Dice la memoria popular que dicho nombre, a todas luces impropio, proviene de uno de los primeros vecinos, sino el primero, Pedro Arrarte Corbo, el cual en su casa de las “afueras” de la ciudad, habituado a organizar reuniones y comidas con sus amigos, siempre los invitaba a través de la siguiente tarjeta: “Vengan a pasar el día al Barrio La Alegría”.

Y así quedó el nombre de este barrio, a quien, conjuntamente con el propio Cementerio, el aumento de la trama urbana, lo ha integrado al resto de la ciudad.

Saliendo hacia La Paloma

Estos tres barrios, aparecen como un anillo circundante a la estratégica zona del Ront-Point de Ruta 9 y 15.-

El primero, Jardines de Rocha, muy reciente, sobre ruta 15, fue conocido desde siempre como la “Isla de Suzaeta”, en relación a ese espacio profusamente forestado de eucaliptus, propiedad de Marcelino Suzaeta.

Habiéndose sucedido varios propietarios, es fraccionado por el ciudadano argentino Carlos Logombardo, en 1956, con planos del Agr. Homero Cardozo, creándose una especie de triángulo entre la ruta y la zona del Estadio.

Los otros dos, sobre ruta 15, hacia La Paloma, presentan, en el caso del Barrio Jardín un interesante proyecto urbanístico, sobre terrenos altos.

El restante, denominado “Carlitos”, constituye un fraccionamiento del año 1926, sobre tierras de Ramona Ramela De Castro, rodeado de la Cañada del Ejido, y de las viejas chacras de Pio Barrios, Juan Casella y Bernabé Ballesteros.

Obras viales de significación, tránsito intenso y soluciones en los drenajes de las aguas pluviales en las zonas bajas, han dado realce e importancia a estos barrios.

Autor: Néstor Sabattino Dossi, "Rocha: una ciudad para caminar..."