Teatro Excelsior

Teatro Excelsior se encuentra frente por frente con el Instituto de Formación Docente de Rocha, sobre la calle 25 de agosto. Un edificio que constituye un magnífico ejemplo de la arquitectura rochense de fines de siglo XIX.

Proyectado desde los años 1895/96, se culmina en agosto de 1902, cuando fue habilitado al público.

Nace del interés de italianos residentes que buscaban que los vecinos tuvieran un espacio adecuado para reuniones y manifestaciones artísticas de diversa índole.

La historia de sus nombres

Los varios nombres con los que se le conoció, marcan claramente su devenir histórico, que se puede resumir de la siguiente manera:

Teatro Nuevo

Rocha había tenido hasta el momento, solamente un edificio para teatro: el llamado Teatro Progreso, construido en el año 1872. A principios del siglo XX, el mismo se encontraba semi abandonado y en vías de demolición.

Cuando se concreta el emprendimiento que hoy nos ocupa, la gente, por oposición al anterior, se acostumbra a llamarlo el Teatro Nuevo.

Teatro de los Rocca

El proyecto y ejecución se debe, pura y exclusivamente a los hermanos italianos Juan y José Rocca, familia de Carroceros y Lomilleros con comercio y taller al lado del Teatro.

Justo es que se conociera también como el Teatro de los Rocca.

Teatro de la Artesana

Cuando los hermanos Rocca finalizan su anhelado proyecto, poca idea tenían de que hacer con él. Aspiraban a que fuera sede de espectáculos ofrecidos por artistas viajeros que llegaban a la Villa esporádicamente y cuando los caminos lo permitían, alguna actividad local, etcétera.

Por entonces funcionaban dos instituciones sociales: la Sociedad Porvenir y la Sociedad Artesana. Esta última que venía funcionando desde su fundación en 1888, en el Teatro Progreso, realiza un convenio con la familia Rocca y pasa a constituir su sede en el nuevo Teatro, con la condición de que cuando la sala era alquilada para otro fin, debía cederla momentáneamente.

Lo cierto es que el edificio de esta forma, mantendrá una constante actividad con el impulso de la divertida y animada gente de la Artesana. Esta relación durará treinta años.

Se explica pues, que en múltiples documentos y comentarios de la época se haga referencia a este edificio como el Teatro de la Artesana.

Teatro Excelsior

Por esos años el espectáculo del “Biógrafo” iba en aumento, consolidándose definitivamente con el advenimiento local de la luz eléctrica. Este adelanto permitió que los antiguos empresarios que llevaban el entretenimiento de pueblo en pueblo fueran desapareciendo, dando lugar a los empresarios locales.

A mediados de la década del 20 el Teatro deja sus contratos con particulares y los propios hermanos Rocca pasan a explotar directamente el negocio. A esa empresa le ponen “Biógrafo Excelsior”.

Por extensión natural se comenzó a denominar con tal nombre a todo el edificio.

Éstas son, en resumen algunas explicaciones de los muchos nombres con los que se conoció este centenario edificio del centro rochense. Luego de algunos cambios de propietarios, enfrenta actualmente una refacción para dar lugar a un proyecto cultural, que todos los vecinos esperan que sea exitoso.

Autor: Néstor Sabattino Dossi, "Rocha: una ciudad para caminar..."